Letras pintadas

letras-pintadas1

Debió ser un momento apasionante para iniciar proyectos culturales valientes y libres. La emoción de reunirse a charlar, a escuchar música, a crear, frente al ambiente político de un 1976 en España se palpa en textos como el de Jesús A. Salmerón, uno de los fundadores de la revista literaria El Caimán, que publicó tres números entre 1978 como un ejercicio de libertad creativa y resistencia ante la opresión del Régimen.

“En un entorno hostil, El Caimán creó un entorno donde nos sentíamos cómodos […] Queríamos cambiar el mundo y también incendiarlo de cierta manera […] Nos dio una forma de estar en el mundo”.

Estas palabras de Jesús A. Salmerón, un ser al que le bullía la literatura dentro, están recogidas por Ángel Almela, otro de los miembros del equipo editor, en Conjurar el miedo con la palabra, un breve estudio con el que el poeta ciezano fue galardonado con el 1º Accésit del V Certamen de Textos Ciezanos Memorial Mariano Camacho 2018.

Editado por el grupo de literatura La Sierpe y el Laúd, el texto de Almela, a la vez que un repaso minucioso por los contenidos y la aventura de la creación de los tres números de este testimonio de creación llamado El Caimán, supone una postal cuaja de recuerdos en primera persona del ambiente social y político en el que estas primeras manifestaciones culturales de la Transición comenzaron a surgir: “En el verano de aquel año 1976 en el que se fue fraguando la idea de la revista, en este país existía una efervescencia social y política que, aunque ya venía de años antes de la muerte del dictador, fue ganando espacios en conversaciones, debate, lucha y compromiso”.

El Caimán, una revista literaria que nace del impulso de un grupo de jóvenes que quería mostrar su trabajo creativo. Clic para tuitear

Y es que, sin olvidar que se trataba de una revista eminentemente literaria, donde hubo lugar para textos de naturaleza distinta a la libertaria, en el propio hecho de sacar adelante este tipo de publicaciones, sin apenas medios y gracias a la colaboración de un grupo de amigos, ya supuso en sí mismo un acto de oposición a la inacción impuesta en el periodo anterior.

El breve libro de Almela se convierte así en un testimonio interesante sobre una etapa que fue el botón de ignición de un nutrido grupo de autores que, algunos a nivel local y otros con una voz algo más ambiciosa, han seguido creando desde se momento; una bandera raída, pero orgullosa frente a los que pretendían que la España de la época continuara bajo las aguas oscuras de la dictadura.

Lienzo de lienzos

Abellán Juliá; Ana Almela Lucas; Antonio Moreno; Antonio Palazón; Carolina Rossi Ferrari; Ceferino Gómez; Gelen Ortín; José Víctor Villalba; Paulina Real; Pedro Camacho; Rafael Torres y Semitiel Segura. Doce pintores. Doce creadores que desde el lienzo hablan en un lenguaje personal y con el que invitan a desentrañar el mundo.

Estos artistas ciezanos están recogidos Entre páginas. Se trata de un libro de artistas editado por el Ayuntamiento de Cieza y que, a la manera de un libro de artista, muestra algunas de las obras de estos doce nombres con una trayectoria larga y de apasionada entrega a la plástica.

Publicado con motivo de la 4ª feria del libro infantil y juvenil de cieza, en 2019, el volumen se compone “de doce obras realizadas en diversas técnicas, acompañadas de fragmentos de poemas de algunas y algunos poetas de esta ciudad”. “No es un libro urgente“, se señala en la introducción, “pero sí necesario” para dar testimonio de la creación artística de este pueblo bañado por el Segura.

Los poemas de María Pilar López, Manuel Dato, Ángel Almela, Aurelio Guirao, Fernando Martín Iniesta, Isabel Mascuñán, Marta Antipatriarcal, Antonio Ortega Martínez, Concha Ruiz Crespo, Pascual López Sánchez, Rosa Campos y Antonio F. Muñoz abrazan la obra de los doce artistas plásticos en una suerte de cuadernillos en los que está estructurada la publicación.

¿Qué es Entre páginas? Una oportunidad para conocer la sensibilidad creativa de estos pintores y acercar al público local a una variedad de lenguajes tan diferentes como interesantes. De hecho, es un proyecto que podría tener vocación de continuidad hasta convertirse en una serie de entregas que ampliara el abanico de propuestas.

Alguna pega: es una pena que un proyecto editado por el Ayuntamiento de Cieza no haya dado un paso más osado a la hora de trabajar las reproducciones, que se hubiese explorado la posibilidad de editar las obras con alguna técnica que aportara valor artístico al libro, convirtiéndolo en un objeto de bibliofilia. Aunque quizá el incremento de precio habría diluido su clara vocación de llegar a un público lo más grande posible.

También se echa de menos un trabajo de edición más detallado que habría evitado algunos errores en los textos; algo que sin duda merman la calidad del libro, sobre todo cuando se habla de ediciones de un precio alto, como esta.

Más allá de ello, y de la ausencia de algunos nombres que sin duda estarían en la lista de imprescindibles para futuros números, se trata de un proyecto que demuestra el interés del ayuntamiento de la localidad por el trabajo de sus creadores y una ocasión excelente para el lector de llevarse un perfil de la obra de estos autores a casa.

Suscríbete a la newsletter
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Recibe un correo al mes con todas las novedades de la web de Daniel J. Rodríguez.
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con nadie más.
¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta