Prefiero, amor, amar

ben_clark_foto_de_alberto_de_la_rocha_2

El amor hay que disfrutarlo siempre, incluso cuando se sufre por amor, porque saber de amor nos hace más fuertes, nos hace mejores personas y nos hace estar más vivos“. Son palabras de Ben Clark. El poeta las incluye en el prólogo de Y por qué no lo hacemos en el suelo, una selección de poemas sobre el tema que el ibicenco ha escrito a lo largo de toda su producción poética y que este martes 19 de mayo publica EspasaEsPoesía.

Un libro que -en algún sitio lo han dicho ya- puede leerse como una obra nueva, completa y cohesionada, como lo son habitualmente los libros de este premio Loewe. Y por qué no lo hacemos en el suelo busca ‘enfrentar’ al lector a distintos amores que son, en el fondo, un único amor, un sentimiento genuino que nos justifica y nos ofrece la oportunidad de sentir que, en esa experiencia, cada día es de nuevo el primer día.

Algunos de los poemas de Y por qué no lo hacemos en el suelo forman parte ya de títulos como Los últimos perros de Shakleton o La policía celeste, pero logran un sentido mayor, que no distinto, en esta vorágine de cuerpos, besos, manos, poemas, músicas, huesos rotos e historias enhebradas que hoy publica Espasa.

Así el amor. Hasta que duela.

Todo por un poema

Antonio Sánchez Zamarreño escribió uno de los poemas de amor favoritos de Ben Clark. Tiene un solo verso y Ben lo reproduce al inicio de Y por qué no lo hacemos en el suelo. Dice así: Nada sabe de amor quien vuelve vivo.

En ese verso vertebra Ben Clark todo este libro que ahora entrega a los lectores. Porque “hay que apostarlo todo a la hora de amar para poder saber lo que es el amor. (…) Entregarse por entero al amor para saber lo que es el amor. Renunciar a cualquier conocimiento superfluo porque renunciamos a amar ‘a medio gas'”.

'Y por qué no lo hacemos en el suelo' (@Espasaespoesia), de @benclarkpoeta, busca 'enfrentar' al lector a distintos amores que son, en el fondo, un único amor. Clic para tuitear

En ese pálpito están todos los poemas: los que exaltan el cuerpo y lo convierten en templo; los que apuntan a un desengaño; los que son un reproche por no haber sabido amar; los que se entregan; los que son un reflejo de lo cursi y lo infantil… Porque

Amar no te hace fuerte,
pero despierta en ti a un aliado
que te defenderá de cualquier cosa.

Y por qué no lo hacemos en el suelo es una oportunidad para que los nuevos lectores que puedan llegar a Ben Clark desde el sello de EspasaEsPoesía conozcan parte de la trayectoria de este autor, pero también una inteligente selección de textos de temática amorosa para que aquellos que ya son adeptos a su poética naveguen de nuevo por unos poemas con los que apetece decir -un abrazo, Aute-: “Prefiero, amor, amar”.

Tres poemas de Y por qué no lo hacemos en el suelo

No lo dudes

No lo dudes: a ti van estos versos.
Sabes bien que no puedo referirme
a otra persona; este poema es tuyo.

Pero por si dudaras todavía,
diré que te he querido y que no sabes
tantas cosas de mí como yo sé
que sabemos los dos de nuestros cuerpos.

Veo que todavía desconfías.
Haces bien; yo tampoco estoy seguro
de que puedas ser tú, después de todo.

Rostropovich

Decía Rostropovich
que uno antes de tocar las Suites de Bach
debía pedir perdón.

Lo que hago es parecido cada vez
que deseo tocarte y tú me dejas:
pido perdón por todos los poemas
que escribí describiendo este momento.

El poema viral

Tú lees porque piensas que te escribo.
Eso es algo entendible.

Yo escribo porque pienso que me lees.
Y eso es algo terrible.

______________________________________
Fotografía de portada: Alberto de la Rocha.

Suscríbete a la newsletter
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Recibe un correo al mes con todas las novedades de la web de Daniel J. Rodríguez.
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con nadie más.
¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta