Rosa Berbel: «Me resulta cada vez más insoportable la grandilocuencia»

Rosa Berbel.

Fotografía de la autora: Antonio Arenas

Rosa Berbel. Su nombre comenzó a sonar para muchos cuando ya era propietaria de una obra cabal y digna. De hecho, su primer libro, Las niñas siempre dicen la verdad, se hizo con el XXI Premio de poesía joven Antonio Carvajal (Hiperión, 2018). De ese breve libro son estos versos:

Si la muerte invadiera estos cuerpos,
si arrasara estas tierras o los muros
cayeran a pedazos,
yo salvaría los ojos de mi madre,
me escondería con ella debajo de la cama,
y esperaríamos juntas una tregua
un futuro imperfecto,
y desde allí los miedos
serían tan solo excusas.

Con apenas veinte años, esta sevillana nacida en 1997 es además una estupenda ‘caja de reflexiones’ que vierte en artículos como este, sobre el final del verano («El final del verano no depende del calendario sino de la caída de los símbolos. El verano –el verano posible, no el cronológico– termina cuando mueren sus imágenes: sombrillas de colores en la playa, amores transitorios o esa mitología de infancia y de verbena. Lo que viene después son solo días accidentales, es decir paisaje«).

Rosa Berbel también ha escrito muy recientemente en el blog de María Sánchez, en el que numerosos autores reflexionan a propósito de su propia creación, algo interesante: «Me gusta vincular poemas concretos con espacios cerrados, tan cargados de afectos y de historias: la escritura no puede construir casas, pero sí que construye la posibilidad de otras casas, proyecta techos y paredes y suelos. La escritura es un plan arquitectónico».

Estas son sus coordenadas.

-Un epitafio.

Me hace gracia el de Dorothy Parker: “Perdonad el polvo”.

-El más grande defecto.

¿Propio o ajeno? Me resulta cada vez más insoportable la grandilocuencia.

-El lugar donde has sido feliz.

Este verano he sido muy feliz en Oporto.

-Lo que da más miedo.

El colapso medioambiental.

-La última atrocidad.

Las violencias cotidianas.

-Qué no te da pena.

La ausencia de una mínima conciencia política.

-Un enemigo.

El fascismo y sus intersecciones.

-Alguien a quien admirar.

Quienes viven en disidencia.

-El título de tu biografía.

Un poco pronto.

-Último libro que cerraste a medio.

El periodista deportivo de Richard Ford.

-¿Pasado, presente o futuro?

El futuro, que es el tiempo más poético.

-La última voluntad.

Sentirme en casa.

-Un libro.

La mujer helada de Annie Ernaux.

-Una película

The Stepford Wives de Bryan Forbes.

-Una canción.

This Life de Vampire Weekend.

-Un cuadro.

Cualquiera de Guim Tió.

Una receta.

Todas las recetas veganas de Munir Hachemi.

Lighthouse, de Guim Tió.
Lighthouse, de Guim Tió.
¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario