María Elena Higueruelo: “Puedo llegar a ser bastante aguafiestas”

María Elena Higueruelo

Con Los días eternos, María Elena Higueruelo (Jaén, 1994) ganó el Premio Adonáis. Pero no es la primera vez que la poeta logra algo así: años atrás se hizo con el Antonio Carvajal de poesía Joven por El agua y la sed. No es suerte, es constancia y talento.

Graduada en Matemáticas y estudiante de Literaturas Comparadas en la Universidad de Granada, Higueruelo escribe pare celebrar su tiempo y dejar una postal perenne de aquello que vive, ya que el futuro, el suyo y el de su generación, es poco más que un mal sueño. Estas son sus coordenadas:

Un epitafio.
El de Keats es precioso: “Here lies one whose name was writ in water”.

-El más grande defecto.
Me irrita mucho el fanatismo maniqueo. En cuanto a mí, diría que puedo llegar a ser bastante aguafiestas.

-El lugar donde has sido feliz.
Un lunes de invierno en una terraza de Benidorm.

-Lo que da más miedo.
Perder a los seres queridos.

-La última atrocidad.
La pandemia nos está dejando un triste catálogo.

-Qué no te da pena.
Me da pena hasta lo que no debería darme ninguna.

-Un enemigo.
El miedo a cometer errores irreversibles.

-Alguien a quien admirar.
A quienes aúnan bondad e inteligencia.

-El título de tu biografía.
La llamaría Ficciones, pero me suena que un argentino ya lo usó para una cosa.

-Último libro que cerraste a medio.
Poeta en Nueva York. No era mi momento.

-¿Pasado, presente o futuro?
Presente, que es donde existen los otros dos.

-La última voluntad.
Que me perdonen si fui injusta o defraudé a alguien querido.

-Un libro.
Poesía vertical, de Roberto Juarroz.

-Una película.
Lost in Translation, de Sofia Coppola.

-Una canción.
Landslide, de Fleetwood Mac.

-Un cuadro.
Sun in an Empty Room, de Edward Hopper.

-Una receta.
Las migas que hace mi padre.

María-Elena-Higueruelo2
Suscríbete a la newsletter
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Recibe un correo al mes con todas las novedades de la web de Daniel J. Rodríguez.
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con nadie más.
¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta