Carlos Catena Cózar: «Idealizo y romantizo literalmente a cualquier persona»

Carlos Catena Cózar. Foto de JG Latorre.

Imagen de JG Latorre / Corrala de Santiago

Qué sabor tienen los versos de Carlos Catena Cózar (1995), qué orgullo de ‘poeta joven’ -si acaso un poeta, o más bien un poema, puede tener tiempo-. Ganador del XXXIV Premio de Poesía Hiperión con Los días hábiles, su nombre, Carlos Catena Cózar, ha comenzado a sonar en los ‘mentideros’ literarios.

Y suena porque escribe cosas como esta:

una madre con las manos en la barriga
espera en la calle a que su hijo le muestre
el tugurio en el que vive a las afueras de Londres
quieren lo mejor para nosotros
por eso la tristeza exagerada al comprender
que el embutido las persianas y un suelo limpio
ocurren solo en el vientre materno

Estas son las coordenadas de Carlos Catena Cózar:

-Un epitafio.

Le encantaba dormir, pero le costó quedarse dormido.

-El más grande defecto.

La autocomplacencia.

-El lugar donde has sido feliz.

El último: una urbanización de Murcia comiendo galletas Dinosaurius en la cama después de bañarme de madrugada en la playa con amigos a los que quiero mucho.

-Lo que da más miedo.

El cambio climático.

-La última atrocidad.

Anoche, en un chiringuito de la misma urbanización de Murcia donde días antes comía galletas, un hombre dio un puñetazo a su mujer y la tiró al suelo. Los separamos, lo retuvimos, la atendimos, llamamos a la policía y él dijo que le había pegado porque era suya.

-Qué no te da pena.

Nada que le pase a un homófobo o a un machista.

-Un enemigo.

Las noticias falsas.

-Alguien a quien admirar.

Idealizo y romantizo literalmente a cualquier persona.

-El título de tu biografía.

A las cinco de la tarde.

-Último libro que cerraste a medio.

El Jarama, de Sánchez Ferlosio. Los que me conocen saben que lo intenté con todas mis fuerzas y en los paisajes más inhóspitos.

-¿Pasado, presente o futuro?

Futuro.

-La última voluntad.

Si no tengo fuerza de voluntad vivo no la voy a tener moribundo, así que algo fácil en plan un vasito de orchata.

-Un libro.

El Romancero gitano para siempre.

-Una película.

Volver, especialmente vista desde el extranjero.

-Una canción.

Francisco Alegre y olé.

-Un cuadro.

El columpio de Fragonard o alguna piscina de Hockney.

-Una receta.

EL POLLO AL AJILLO

El columpio, de Fragonard.
El columpio, de Fragonard.
Suscríbete a la newsletter
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Recibe un correo al mes con todas las novedades de la web de Daniel J. Rodríguez.
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con nadie más.
¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario