Nick Cave: mecerse entre los susurros del terror

Nick Cave.

Una caída libre en la que sientes la ilusión de estar siendo frenado por el contacto con las nubes. Ghosteen es una obra de entrega a la creación, las manos abiertas de un redentor perdido en el desierto.

Nick Cave lo ha vuelto a hacer: sus malas semillas han crecido aún más alto, aún mas vigorosas, más urticantes todavía. Sí Skeleton tree, el álbum que el artista publicó en 2016 parecía el mejor tratado sobre el horror, la penitencia del pecador de manos de cera, en Ghosteen, el doble disco que publicó ayer a nivel mundial en Youtube, el mesías de la mancha se reconoce una vez más en el dolor, lo asume feliz entre los límites de su cuerpo.

Ghosteen no es solo un disco: es una oración pagana, el brazo vikingo que prende la pira donde descansa la muerte. Las canciones son agua bendita, que purifica el dolor, pero no lo cura.

Portada de Ghostheen, de Nick Cave.
Portada de Ghostheen, de Nick Cave.

Imaginas a Nick, con su negro traje y el pecho entregado, en el núcleo de un templo. El suelo de mármol dibuja círculos concéntricos. Abre los brazos y el redentor se hace carne: «Y te amo, y te amo, y te amo. Y yo te amo, te amo, y te amo. La paz vendrá, llegará a tiempo, llegará el momento, llegará un momento para nosotros».

Ghosteen, de @nickcave no es solo un disco: es una oración pagana, el brazo vikingo que prende la pira donde descansa la muerte. Clic para tuitear

Nick Cave ha roto una vez más el tiempo en este disco. Su voz parece a la vez joven y antigua, está en su mejor forma, rico Edén de matices que navega entre unas melodías ajenas al ritmo, cálido áspid entre los senos de la creación.

Ghostheen podría ser la Cara B de Skeleton Tree. O la última entrega de una trilogía sonora que parecí comenzar con Push the Sky Away, en 2013. Discos donde el grito ahora es lamento meditado: «El futuro se presenta como una ola … y el pasado, con su salvaje resaca, se va». Se va, pero se queda, resguardado en el último de los centímetros de las vísceras. Desde ese lugar en el que canta Nick Cave.

______________________________________________________________________________Compra La canción de la bolsa para el mareo, de Nick Cave, en tu librería habitual, en la web del CEGAL o aquí.

Suscríbete a la newsletter
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Recibe un correo al mes con todas las novedades de la web de Daniel J. Rodríguez.
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con nadie más.
¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario