Más que misterio

Paco Rabal, un actor eterno

Por arte de birlibirloque