La falsificación como posibilidad de Arte

Dafen

Pierre Herrera ensaya un ensayo en verso, escribe un poema largo en el que hablar de arte, que es vida, de reproducciones y de una ciudad de pintores que imitan una y otra vez el gesto de los genios. Lo hace en DAFEN: DIENTES FALSOS (Liliputienses, 2020), un frenético texto en el que, a través de la contemplación de un cuadro en la sala de espera de la consulta del dentista, el escritor mexicano monta toda una propuesta de reflexión, debate y exposición cultural.

Porque Herrera centra su mirada en Dafen, “una villa de pintores / en la provincia de Shenzhen, /a 30 km de Hong Kong“, un lugar de leyenda en la que decenas de artistas rompen el compromiso con su propia originalidad para crear, una y otra vez, en serie, cuadros de Van Gogh, de Dalí, de Rembrant.

Ese lugar, que de algún modo menosprecia, a ojos del común, la verdadera esencia del Arte, es el motor de un poema que revisa los conceptos de obra de arte encontrada, taller del creador o incluso las reproducciones virtuales que se venden como souvenirs en las tiendas de los museos.

¿Qué es arte? ¿Qué no? ¿Por qué se premia más la originalidad que el talento? ¿Qué es ser autor? ¿Quién es autor? ¿Qué es copiar? ¿Estafa quien copia? Todas esas preguntas esperan en las páginas de DAFEN para que el lector comprenda que la Historia del Arte (y también la Historia de la Literatura) no es más que un cúmulo de cosas que ya existen, copias sobre copias que varían en matices o fórmulas de propuesta, pero que estaban hechos desde siempre.

Los derechos de autor reconocen que la obra es expresión
del autor y así la protege.
A la obra, no al autor.
A la materialidad, no a la idea. 

El poema, narrativo y ágil, se convierte en un hervidero de preguntas sobre conceptos como la originalidad, el arte, el mismo valor del arte, la copia y el autor. Hasta el punto de plantear cuestiones como que pueda existir “el propietario de un autor” o “la falsificación como posibilidad del arte”. O que enfrenta el valor casi sagrado que en Occidente tiene la firma de un autor como la concepción casi despreciable de esa figura en la milenaria cultura china.

DAFEN: DIENTES FALSOS es un poema circular que acaba como comienza: en la sala de espera de un dentista, ante la contemplación de una copia de Los Girasoles. Pero dentro hay todo un viaje que carcome algunos de los valores que tenemos asumidos y sobre los que apenas aceptamos discusión.

Suscríbete a la newsletter
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Recibe un correo al mes con todas las novedades de la web de Daniel J. Rodríguez.
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con nadie más.
¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta